R.D. CONGO: Renovada iniciativa europea

BRUSELAS, 7 nov Por David Cronin

 (IPS) – Soldados de la Unión Europea (UE) deberían desplegarse en el oriente de la República Democrática del Congo (RDC) a fin de proteger a los civiles, según activistas por los derechos humanos.

 

Los 27 ministros de Relaciones Exteriores de la UE considerarán este lunes, en Bruselas, mecanismos para frenar los combates entre el ejército y los insurgentes comandados por Laurent Nkunda y atender la crisis humanitaria. Hasta ahora no hay consenso claro.

 

Bélgica, ex metrópoli del RDC, y Francia, en ejercicio de la presidencia rotativa semestral de la UE, están a favor de enviar tropas a la región. Pero Alemania y Gran Bretaña se muestran más cautas al respecto.

 

Integrada por 17.000 soldados, la misión de las Naciones Unidas en RDC (Monuc, por sus siglas en inglés) es la mayor fuerza internacional de paz del mundo.

 

Pero el contingente ha sido incapaz de sofocar los disturbios en RDC, país cuya superficie equivale a toda Europa occidental.

 

El general francés Henri Bentégeat, presidente del comité militar de la UE, sugirió que se envíe a RDC una de las 15 fuerza de elite del bloque conocidas como “grupos de batalla”, que cuentan con 1.500 soldados.

 

Pero Alain Le Roy, jefe de la Monuc, pidió el doble de esa cantidad de efectivos a fin de reafirmar su fuerza.

 

Neil Campbell, del no gubernamental Grupo Internacional de Crisis, que analiza conflictos armados, observó que la UE todavía no desplegó ningún grupo de batalla porque éstos alcanzaron su plena capacidad operativa el año pasado.

 

Sin embargo, muchos observadores creen que fueron creados para hacer frente a situaciones como la que transcurre en el este de RDC.

 

Aunque Campbell cree que la UE debería enviar tropas, es categórico en que no deberían proceder de Francia. Según documentos desclasificados el año pasado, el país europeo dio apoyo militar y diplomático a los perpetradores del genocidio de 1994 en la vecina Ruanda, en el que se asesinó a un millón de personas de la etnia tutsi y humus moderados.

 

El actual gobierno ruandés también publicó informes que señalan que el ex presidente francés François Mitterrand (1981-1995) fue cómplice en la matanza.

 

Las relaciones entre las autoridades de Ruanda y de RDC siguen tensas hasta hoy.

 

Nkunda, un tutsi de RDC, reclutó a cientos de combatientes para su Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo desde dentro de Ruanda, particularmente entre ex soldados en el ejército de ese país.

 

También se señaló que recibe apoyo del gobierno de Ruanda, que lo negó.

 

“Las tropas francesas realmente fastidian a los ruandeses. Esto sería muy difícil políticamente, pues crearía otro problema en la región”, dijo Campbell.

 

Reed Brody, miembro de Human Rights Watch que investigó las atrocidades cometidas en el este de RDC por fuerzas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en los años 90, dijo que hay una “necesidad urgente” de reforzar Monuc con nuevas tropas.

 

“Sumar efectivos de la ONU llevará un tiempo. Se habla mucho sobre poner un grupo de batalla (de la UE) en el lugar y aparentemente esto puede hacerse en un plazo de 10 días. Lo exigiremos”, agregó.

 

Brody también subrayó que los ataques contra civiles por parte de las tropas de Nkunda no deben quedar impunes.

 

Bosco Ntaganda, líder del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo, está requerido por la Corte Penal Internacional. Se lo acusa de reclutar a menores de 15 años en 2002 y 2003.

 

“Con muy raras excepciones, no hubo ninguna responsabilización real para ninguno de los ciclos de crímenes que han tenido lugar en RDC en los últimos tiempos”, dijo Brody.

 

Ariane Arpa, de la organización Oxfam, señaló que “aún antes del reciente recrudecimiento de la violencia, RDC era uno de los peores lugares del mundo para ser un civil”.

 

Se estima que unos cinco millones de personas fallecieron como resultado de un conflicto que estalló en 1998, la mayoría a causa del hambre y las enfermedades que produjo la guerra.

 

En el este de RDC hay al menos un millón de desplazados, mientras que el país ha visto algunos de las olas más atroces de violencia sexual sobre la Tierra.

 

En lo que va de este año, más de 1.100 mujeres fueron violadas por mes, según registros, aunque el número real probablemente es mucho más alto, dijeron trabajadores humanitarios.

 

“No hay una solución militar a este conflicto, ni puede solucionarse proporcionando más tropas o maquinaria militar”, dijo Arpa.

 

“Sin embargo, si se lo hace adecuadamente, un apoyo militar adicional podría ayudar a mejorar la seguridad, implementar el cese del fuego (declarado por Nkunda a fines de octubre pero infringido desde entonces), proteger a los civiles y permitir que las agencias de asistencia brinden ayuda a todos aquellos que la necesitan desesperadamente”,

 

© “Todos los Derechos Reservados, IPS Inter Press Service, (2008)” ©El Bonsai

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: