¿Por qué lo llaman “libertad de mercado” cuando quieren decir impunidad económica?

0000003657ELPLURAL.COM

El ex fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo no se corta un pelo a la hora de señalar a los culpables de la crisis y probable recesión económica mundial. Centrándose en el caso español -por muchos considerado un modelo de regulación financiera- el ahora Presidente del Comité de Ética de la Policía de Catalunya enumera en El Periódico múltiples casos de abusos bancarios cometidos en España. Conclusión: la libertad de mercado ha de existir, pero esta ha de rendir cuentas a la legislación constitucional. Y en España, las instituciones financieras tienen más de una mancha en su historial.

 

En tiempos en que el concepto de “libertad” se ha convertido en moneda de cambio y el “libre mercado” en dogma irrebatible, son pocos los que se atreven a poner pegas a uno de los pilares del neoliberalismo causante del desastre financiero actual. Jiménez Villarejo expone el caso español como un ejemplo de cómo esa supuesta libertad de mercado no debe aplicarse de manera ciega. Y es precisamente la Constitución la que establece el límite.

 

Difíciles condiciones

Son muchas las “prescripciones constitucionales” que se constituyen como condiciones que toda empresa ha de cumplir: se debe contemplar una “función social” aunque se trate de una empresa privada; se ha de tener en cuenta que “la riqueza del país ha de revertir en el interés general”, así como que el funcionamiento del libre mercado ha de redistribuir la riqueza y asegurar la igualdad de los ciudadanos.

 

Necesaria intervención

Dada la facilidad para incumplir estos difíciles objetivos por parte de las empresas públicas y privadas, la “intervención” cobra un papel imprescindible. Y España no es precisamente un buen ejemplo en este campo: Jiménez Villarejo cifra en fracaso que, tras muchos años de intentos, no se haya publicado una ley de responsabilidad social corporativa que acabe con ciertos abusos.

 

Muchos abusos

Estos excesos son de muchos conocidos y algunos se produjeron hace ya bastantes años. De las “cesiones de crédito” del Santander a las indemnizaciones millonarias otorgadas a dirigentes del ahora primer banco español hasta la emisión de “acciones preferentes” por parte del entonces BBV desde paraísos fiscales. Un caso, este de los denominados centros off shore, que debería ser uno de los primeros aspectos tratados hoy en la cumbre de Washington. Todo indica que esto no ocurrirá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: