ESPAÑA – La ultraderecha insulta a la Guardia Civil por impedirle conmemorar el 20-N en el Valle de los Caídos

Madrid 20/11/2008 por  José L. Lobo.- ELCONFIDENCIAL: La ultraderecha española está soliviantada. A sus tradicionales enemigos -los nacionalismos, la monarquía, los inmigrantes…- se suman ahora la Ley de Memoria Histórica, el juez Baltasar Garzón… Y la Guardia Civil.

 

Ricardo Sáenz de Ynestrillas, el único líder carismático de un movimiento marginal y atomizado en multitud de pequeños partidos, ha arremetido con dureza contra el instituto armado por impedir el pasado domingo el homenaje, misa incluida, que cerca de un centenar de ultras quisieron rendir al fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, en el Valle de los Caídos, donde se conserva su tumba y la del dictador Francisco Franco. Hoy se cumple el aniversario de la muerte de ambos, en 1936 y 1975, respectivamente.

 

Ynestrillas, que el próximo sábado encabezará, en una segunda intentona, la marcha falangista que partirá desde la plaza de Colón de Madrid hasta el polémico monumento funerario, en el municipio de San Lorenzo de El Escorial, afirma en su blog personal que “la otrora Guardia Civil cuya divisa era el honor y su ideal la lealtad, los transformó entonces [el domingo] en el hedor y en la deslealtad a quienes históricamente han nutrido sus filas y derramado su sangre”.

 

Según Ynestrillas, “un grupo de sumisos guardias civiles, de los que sólo alzan la voz para exigir mejores retribuciones y su derecho a sodomizarse mutuamente, impidieron por la fuerza que los falangistas pudieran honrar al más carismático de sus fundadores”.

 

Los frustrados ultras se dirigieron entonces a la calle de Ferraz, en Madrid, para expresar su rabia frente a la sede del PSOE, en una concentración que sí fue autorizada por la Delegación del Gobierno. Allí cantaron el Cara al Sol y corearon consignas contra el juez Garzón y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. “¡Zetapé y Garzón, asesinos son!” fue una de las más celebradas.

 

Diego Márquez, jefe nacional de Falange Española de las JONS, fue el único que tomó la palabra durante la manifestación ante la sede socialista. “Nos han prohibido oír misa. Ésa es la libertad de esta España de hoy, la de los políticos que se suben el sueldo y los cuatro millones de parados”, clamó el veterano dirigente de la extrema derecha.

 

El pasado 27 de octubre, Márquez se responsabilizó ante Garzón de haber sido “máximo dirigente” de Falange Española de las JONS en la década de los 50, en pleno franquismo. En un escrito presentado en la Audiencia Nacional, el líder ultra pedía al juez que deje “sin efecto la reclamación de datos” al Ministerio del Interior de los máximos dirigentes de Falange para, como señalaba Garzón, “acordar lo necesario sobre la imputación y extinción, en caso de fallecimiento, de la responsabilidad penal”.

 

Otro de los actos programados por la ultraderecha para este fin de semana en homenaje a Franco y Primo de Rivera se celebrará el domingo en la plaza de Oriente de Madrid. La Confederación Nacional de Combatientes ha hecho un llamamiento a “patriotas, católicos, falangistas, requetés y españoles, sin más” para que expresen su “indignación y repulsa” hacia la Ley de Memoria Histórica. En el comunicado de la convocatoria, la confederación afirma: “Si quieren recordar, recordaremos todos. Y recordaremos al señor presidente del Gobierno que, si él tuvo abuelo, nosotros también. Pero los nuestros, además, vencieron”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: