EXCLUSIVA DE COZITALIA: Los avances para acercar los niveles de renta entre ricos y pobres se frenan por primera vez desde los 90

Madrid 24/11/2008  por C. Sánchez: Algo se mueve en la lucha contra la desigualdad económica. Y no, precisamente, en la buena dirección. Un reciente estudio publicado por la Intervención General del Estado (IGAE) pone de relieve que los avances registrados desde los años 90 en la convergencia entre los niveles de renta de ricos y pobres se han frenado bruscamente. Y lo que es todavía peor, el estudio considera que en un contexto de crisis económica como el actual, es muy probable que esa tendencia se acelere en los próximos años.

 

El estudio lo ha realizado el profesor Luis Ayala, subdirector general del Instituto de Estudios Fiscales -dependiente de Hacienda-,  y uno de los mayores expertos de España en desigualdad económica. Su conclusión no deja lugar a dudas. “La información disponible parece revelar un truncamiento del proceso continuado de reducción de las diferencias de renta entre los hogares españoles. Este cambio de tendencia”, continúa, “no signfica que la desigualdad haya aumentado en el tiempo, sino que ha dejado de reducirse”.

 

En su opinión, el crecimiento económico registrado desde mediados de los años 90 y la notable creación de empleo que acompañó al periodo no han dado lugar “a importantes reducciones de la desigualdad”. Por lo tanto, se está quebrando la tendencia a la reducción  iniciada en los primeros años 70, y que ha durado hasta comienzos de los años 90. Como consecuencia de ello, se ha consolidado la existencia de mayor desiguialdad en España que en el promedio europeo “y muy por encima de los países nórdicos y centroeuropeos”.

 

En concreto, de los 29 países del continente seleccionados por el autor, tan sólo nueve estarían en peor situación que España en relación al índice Gini, el instrumento con el que habitualmente miden los especialistas las desigualdades económicas, y que va en una escala de 0 a 1. Los países que están más cerca del cero, son los que tienen menores niveles de desigualdad y, al contrario, cuanto más se aproximen al valor 1 es que la desigualdad es mayor. El profesor Ayala considera que diversas causas explican que en un contexto de fuerte crecimiento económico se haya avanzado poco en la igualdad, y entre ellas cita la existencia de una proporción de trabajadores “no desdeñable” en riesgo de pobreza permanente, incluso en periodos de expansión.

 

Igualmente, tiene su importancia el hecho de que la estructura salarial -la fuente principal de ingresos de las familias- carece de un efecto “arrastre” relevante de los más bajos respecto de los más altos durante el periodo expansivo. Dicho en otros téminos, aunque han disminuido las diferencias entre la parte inferior y la central de la distribución salarial, también han aumentado las distancias entre los salarios medios y el grupo con mayores remuneraciones.

 

El otro gran argumento que ofrece Ayala es el menor incremento del gasto social, el instrumento clásico de los estados para acercar los niveles de renta enre los ciudadanos. Las cifras de gasto social, en concreto, se mantienen en niveles cercanos al 20% del Producto Interior Bruto (PIB), cuando en el primer tercio de los años 90 se alcanzó el 24,4%. Esos porcentajes quedan lejos de los existentes en la UE. De hecho, el esfuerzo relativo del Estado se sitúa en el 76,5% del promedio europeo, y alcanza el 78% cuando se mide en términos per cápita en paridades de poder adquisitivo.

 

La tercera causa tiene que ver con las transferencias monetarias que hace el Estado en prestaciones. Mientras que entre 1982 y 1992, el cociente entre la pensión media y el PIB per cápita descendió desde el 44,2% al 40%, en los 15 años siguientes esa relación disminuyó hasta el 37%.

 

 

 

En resumen, dice el autor, mientras que en las décadas de los años 70 y 80 las políticas redistributivas tuvieron uin papel determinante en la distribución de la renta en España, con un papel compensador -en las etapas de destrucción de empleo- o de refuerzo -en los momentos expansivos- de los efectos del ciclo económico, esa tendencia se ha roto en los 90 debido al “nuevo patrón distributivo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: