MUJERES-MALAWI: Candidatas víctimas de violencia

LILONGWE, 26 nov (IPS) Por Pilirani Semu-Banda

– Las elecciones primarias en Malawi se complican para las mujeres. Empujones, cantos peyorativos y pedradas son algunas de las formas de violencia que sufren las que pretenden presentarse a los comicios legislativos de mayo de 2009.

 

Gertrude Nya Mkandawire, una de las legisladoras por el gobernante Partido por Democracia Popular (PDP), acaba de retirarse de las primarias, donde competía con 10 hombres en el septentrional distrito de Mzimba Solora.

 

“Ya no aguanto más”, dijo a IPS Mya Mkandawire. “Fui objeto de distinto tipo de agresiones e intimidación de los candidatos”.

 

Numerosas personas enojadas cantan canciones degradantes y la empujan en las manifestaciones. “Destruyeron materiales de mi campaña, como banderas y afiches, en la noche con el objetivo de desanimarme”, apuntó.

 

El colmo fue cuando una comisión del propio PDP reclamó dinero.

 

“Me dijeron que sólo podía ganar las elecciones si les pagaba. No me pareció correcto”, señaló Mya Mkandawire.

 

La cultura de donativos es común aquí en época electoral. Los políticos distribuyen dinero, alimentos y mantas entre sus partidarios como forma de compartir la riqueza, según dicen.

 

La práctica de dar regalos perjudica a las candidatas porque los hombres cuentan con recursos financieros que las mujeres no poseen, explicó la activista Verónica Njikho.

 

“Sólo 23 por ciento de las mujeres pueden opinar de cuestiones económicas a la par de los hombres en el ámbito doméstico y no tienen los mismos recursos que los varones en asuntos políticos”, apuntó.

 

Njikho desempeña un papel importante en la Campaña 50/50, lanzada por el gobierno y 42 organizaciones de la sociedad civil, para fomentar la participación femenina en política y su mayor presencia en cargos de decisión.

 

La Campaña condenó la intimidación y el acoso contra las candidatas. Además, la violencia también está perjudicando los actos políticos de los hombres.

 

“Hay denuncias de violencia en actos políticos en todo el país, eso desalienta a muchas mujeres”, indicó Njikho.

 

A ellas no les gusta verse envueltas en hechos de violencia ni ser agredidas, explicó la especialista de género. “Por naturaleza, no somos violentas”.

 

Había 425 candidatas al inicio de la Campaña 50/50, pero ahora sólo quedan 200. “El resto abandonó la contienda por acoso y otras tácticas de intimidación”, dijo Njikho a IPS.

 

La activista teme que las crecientes denuncias de abusos contra las mujeres hagan abandonar a muchas más.

 

La Campaña se propone lograr que las mujeres ocupen al menos la mitad de los 193 escaños del parlamento, a fin de alcanzar el Protocolo de Género de la Comunidad para el Desarrollo de África Austral, firmado en agosto, según el cual debe haber 50 por ciento de legisladoras en 2015.

 

Malawi tiene menor cantidad de legisladoras en promedio entre los países de Asia subsahariana. Las mujeres sólo representan 14 por ciento de la asamblea nacional.

 

El mayor desafío para la Campaña, remarcó Njikho, es la desigualdad existente en el terreno político. Los hombres ocupan los cargos más altos, respaldan a sus compañeros varones y se resisten a la participación femenina.

 

Es culpa de los líderes, señaló Lilian Patel, legisladora y presidenta del Grupo de Parlamentarias de Malawi. Al igual que el PDP, las otras agrupaciones, el Frente Democrático Unido (FDU) y el Partido del Congreso, también están encabezadas por hombres.

 

 

“Todos los partidos políticos fallaron al implementar medidas deliberadas para garantizar su respaldo a las mujeres”, protestó Patel, del FDU.

 

El 13 de este mes, un acto en el distrito de Nkhatabay, sobre el lago, terminó en estampida cuando partidarios del PDP comenzaron a tirar piedras tras una disputa acerca de la idoneidad de los votantes. Había tres candidatas en esa circunscripción.

 

Pero Nya Mkandawire no se rinde y piensa presentarse como candidata independiente o unirse a otro partido.

 

Para evitar esa posibilidad, el PDP hizo una pequeña trampa, explicó. Las candidatas debieron firmar una declaración según la cual, en caso de perder, se comprometen a respaldar a los ganadores y no presentarse de forma independiente ni unirse a otros partidos.

 

“La declaración hubiera sido justa si las elecciones fueran justas pero, en este caso, tenemos que buscar otras alternativas si queremos hacer política”, indicó Nya Mkandawire.

 

Tretas e insultos no son una opción para ella, quien aboga por respeto y seguridad para todas las candidatas.

 

 

© “Todos los Derechos Reservados, IPS Inter Press Service, (2008)” ©El Bonsai

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: