Un partido neofascista ofrece 1.500 euros a los padres que bauticen a sus hijos con esos nombres

Un partido neofascista ofrece 1.500 euros a los padres que bauticen a sus hijos con esos nombres

 

 

ELPLURAL.COM En el sur de Italia, llamarse Benito o Rachele ya tiene precio. O mejor dicho, recompensa. El Movimento Sociale-Fiamma Tricolore, un partido neofascista, ofrece 1.500 euros a los padres que bauticen a sus hijos con el nombre del dictador Mussolini o con el de su mujer.
El grupo, que se autodefine sin complejos como heredero de la ideología del Duce, ha maquillado la iniciativa aseverando que es para “afrontar el problema de despoblación” que sufre Basilicata, una región muy pobre del Sur italiano. Cierto es que cinco localidades de la zona corren el peligro de quedarse desiertas, pero las condiciones para optar al cheque-bebé no dejan dudas del trasfondo nostálgico-fascista de la iniciativa. Más clarificadoras aún son las palabras del secretario regional del grupo, Vincenzo Mancusi. “El fascismo no sólo no es condenable sino que supuso un gran bien para Italia”, sostiene.

“Lo primero es que son dos nombres preciosos, ¿no le parece? Y si los hemos puesto como condición para recibir el cheque de 1.500 euros es porque somos un partido muy ligado a nuestros orígenes y no olvidamos nuestras raíces ni nuestra historia”. Así explica Vincenzo Mancusi, secretario regional del Movimento Sociale-Fiamma Tricolore, el requisito de bautizar a los niños con el nombre de pila del dictador Benito Mussolini o el de su mujer Rachele para optar a la ayuda de 1.500 euros que ofrece su partido, según informa El Mundo.

 

Más condiciones

 

No es esta la única condición que el grupo neofascista impone: al menos uno de los progenitores debe ser italiano y el bebé debe nacer en 2009 en una de las cinco localidades de Basilicata –región muy pobre del sur italiano- que más riesgo corren de quedarse deshabitadas. Se trata de Calvera, Carbone, Cersosimo, Fardella y San Paolo Albanese, con poblaciones que oscilan entre las 400 y las 750 personas y que, de mantenerse por los derroteros actuales, estarán desiertas en 2020. Basilicata, por cierto, tiene un gobierno de izquierda.

 

La derecha sin complejos

 

Y aunque el pretexto para ofrecer el cheque-bebé -que será pagado con fondos del partido- es “afrontar el problema de despoblación que sufre la región”, el trasfondo nostálgico-fascista de la iniciativa no escapa a nadie. Y tampoco es que el Movimiento Sociale-Fiamma Tricolore quiera ocultarlo. “Somos la auténtica derecha”, sostiene orgulloso Mancusi, criticando a los conversos como Gianfranco Fini, presidente de la Cámara de los Diputados, o Gianni Alemanno, alcalde de Roma. Según explicó el secretario del partido neofascista al rotativo de Pedro J., el que ambos se hayan convertido en demócratas es lamentable.

 

El “gran bien” del fascismo

“Alemanno primero salió diciendo que el fascismo no era algo condenable y luego dio marcha atrás. Yo, obviamente, no estoy de acuerdo. Creo que el fascismo no sólo no es condenable sino que supuso un gran bien para Italia” sostiene, declarándose, además de fan de Mussolini, admirador del presidente Silvio Berlusconi. “Sí, me gusta. No tiene la solidez de Benito, pero me agrada, sobre todo porque no se deja influir por los demás y decide por sí mismo”, apunta. Por cierto, que Mancusi tiene dos hijas. “Una se llama Margaret y la otra Ezia. Son dos muchachas espléndidas, pero me arrepiento de no haberle puesto a ninguna Rachele”, confiesa. Quizás ahora tenga la motivación suficiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: