Cerca del 27% de la población de las Islas vive bajo el umbral de la pobreza

Tenerife/ MADRID EL DÍA: La pobreza se ha convertido en el escenario cotidiano de miles de personas en España. Esta situación se acrecienta, además, en épocas como la actual. La crisis económica que acosa al mundo no deja treguas y vuelve más complicado solucionar una problemática casi inherente a la humanidad. En Canarias, esta realidad cobra mayor protagonismo si cabe que en otras regiones del mapamundi español.
El 26,8% de la población residente en las Islas vive por debajo del umbral de la pobreza relativa, un 7,1% más que la media nacional que alcanza al 19,7% de personas en dicha situación, según datos del Instituto Nacional de Estadística, recogidos por Europa Press. La miseria y la indigencia son, entonces, constantes que no han logrado erradicarse a lo largo del tiempo y que amenazan con incrementarse como consecuencia del horizonte complejo que se avecina tras el derrumbe del imperio financiero.

 

Según dicho informe, Canarias es la cuarta comunidad con mayor porcentaje de personas situadas por debajo del umbral de la pobreza, sólo superada por Extremadura (39,3%), Andalucía (29,2%) y Castilla-La Mancha (28,1%). En el quinto lugar se coloca Murcia con el 25,4%. En el extremo contrario, las comunidades con un índice más bajo son Navarra, que se sitúa con un 6,3% como la de menor porcentaje; seguida del País Vasco (11,6%); Madrid (13,3%) y Cataluña (13,4%). Según precisa el informe elaborado por el Instituto de Estadística, la tasa de pobreza relativa es el porcentaje de personas que están por debajo del umbral de pobreza, medido éste como el 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo de las personas. La mediana es el valor que, ordenando a todos los individuos de menor a mayor ingreso, deja una mitad de los mismos por debajo de dicho valor y a la otra mitad por encima. Por tanto, por tratarse de una medida relativa, su valor depende de cómo se distribuya la renta entre la población.

 

A nivel nacional, el 19,7% de la población residente en España está por debajo del umbral de pobreza relativa, medido éste sin considerar la posesión de vivienda. Esta tasa se reduce al 15,2% si se considera el valor del alquiler imputado.

 

El hecho de considerar en el cálculo el valor de la vivienda en la que reside el hogar, cuando ésta es de su propiedad o la tiene cedida gratuitamente, hace que la tasa de pobreza disminuya en todas las categorías. Además, su inclusión reduce las diferencias entre los distintos grupos de edad y sexo.

 

Por edades, la tasa de pobreza de las personas entre 16 y 64 años es del 16,8%, sin el valor del alquiler imputado, mientras que para los mayores de 65 años alcanza el 28,5%. Este colectivo de mayores de 65 años se aproxima a la tasa media si se considera el alquiler imputado (su tasa pasa al 15,6% frente a una media del 15,2%).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: