Tratado contra las bombas racimo, pero…

BBC MUNDO: Más de 100 países firmaron este miércoles en Oslo un tratado internacional que prohíbe la fabricación, uso y almacenamiento de bombas de racimo, pero ¿cuál es el valor real de este acuerdo cuando los grandes países productores de estas armas no lo firmaron?

 

Las bombas de racimo – desarrolladas durante la II Guerra Mundial- contienen pequeñas submuniciones o pequeñas bombas que se esparcen sobre un área bastante amplia.

 

Si éstas no llegan a explotar, se convierten en un peligro para los civiles por un tiempo bastante prolongado.

 

Defensores de la prohibición del uso de bombas de racimo consideran que el tratado representa un gran avance en su batalla en contra de un arma que ellos califican anticuada e inmoral.

 

“Es un tratado histórico, que nace con un apoyo inmenso y creemos que va a ser un instrumento de derecho muy importante”, dijo desde Oslo a BBC Mundo la responsable de desarme de Greenpeace, Mabel González.

 

 

Los grandes productores

 

Sin embargo, algunos de los grandes países almacenadores de esta arma, entre ellos Estados Unidos, Rusia, China y Brasil no firmaron el tratado.

 

Washington señala que una prohibición general pondría en peligro la vida de sus soldados y agrega que ya está combatiendo los problemas derivados del uso de este tipo de armas a través del desarrollo de bombas que tienen mayor precisión y bajo porcentaje de fallas.

 

En cuanto al panorama latinoamericano, Mabel González reconoció que Brasil se encuentra entre los grandes productores de bombas de racimo que se negaron a firmar el acuerdo.

 

Sin embargo, afirmó que el apoyo al tratado por parte del resto de los países latinoamericanos es tan fuerte que condicionará a Brasil.

 

“En un caso más concreto, el hecho de que los demás países latinoamericanos firmen, deja a Brasil sin un mercado tremendamente importante pues ya no podrá vender bombas de racimo a estos países”, señaló a BBC Mundo.

 

A pesar de que algunos países que almacenan bombas de racimo no firmaron el tratado, los defensores de la prohibición sostienen que la iniciativa ayudará a estigmatizar este tipo de armas.

 

“Algunos países son muy reacios porque de alguna forma el tratado limita su poder y su margen de acción pero ellos también se van a ver influidos”, señaló González.

 

“Al ser un tratado tan excluyente que prohíbe todas las bombas de racimo y nace con un apoyo tan grande, pensamos que va a condicionar incluso la conducta de aquellos que no firmen”, indicó a BBC Mundo.

 

En este sentido, González afirmó que podría pasar algo similar al acuerdo contra las minas antipersonales. Estados Unidos no lo firmó, pero el tratado provocó que ese país no las volviera a vender ni a producir.

 

De acuerdo con el corresponsal de Defensa y Seguridad de la BBC Robert Watson, el tratado -cuyo texto fue aprobado en mayo en la ciudad de Dublín – no prohibirá el uso de bombas racimo de inmediato.

 

Este tratado debe ser ratificado por los países signatarios para poder entrar en vigor.

 

Además de la prohibición del uso de bombas racimo, el tratado también prevé despeje de las zonas en aquellos países que tienen bombas racimo aún sin explotar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: