20 años de camas en el altar

Los Ángeles-USA. 08 12 08. Redacción BBC Mundo: Todos los días a las cuatro de la tarde, la iglesia Dolores Mission en la ciudad estadounidense de Los Ángeles abre sus puertas a un inusual grupo de feligreses: inmigrantes que no tienen otro lugar donde pasar la noche.

 

 “Comenzamos en el 88, cuando la gente venía de El Salvador, huyendo de la guerra civil en ese país”, le contó a BBC Mundo Raquel Román, la directora del Guadalupe Homeless Project, que se ocupa de atender a los inmigrantes.

 

Al principio la gente dormía en las bancas y en el piso del templo, algunos hasta se acomodaban en el altar. Pero desde hace unos años, utilizan camas plegables que se colocan en la noche y se retiran en la mañana.

 

Cada noche reciben a entre 50 y 60 hombres, a los que llaman “guadalupanos”. Les permiten estar en la iglesia desde las cuatro de la tarde hasta las 6:30 de la mañana y por un plazo máximo de 90 días.

 

Una vida mejor

 

  Para ellos lo más importante es venir aquí y trabajar para poder mandarle dinero a su familia.

 

Durante esos tres meses, los voluntarios del proyecto ayudan a los “guadalupanos” a establecer un fondo de ahorros, para que puedan contar con algo de dinero al llegar el momento de dejar el albergue.

 

También los trasladan hasta los centros de jornaleros, donde todos los días se ofrecen trabajos temporales, para que puedan tener algún ingreso.

 

Igualmente, motivan a los que tienen algún conocimiento o habilidad a que entrenen a sus compañeros de la iglesia.

 

“Cuando esa persona consigue un trabajo relacionado con esa habilidad, le pagamos un estipendio al aprendiz para que lo acompañe y pueda aprender más”, explica Raquel Román.

 

La crisis y el regreso

 

 La crisis económica que se vive en Estados Unidos no ha hecho disminuir el número de inmigrantes que buscan refugiarse en la iglesia todos los días, pero ha habido algunos cambios con respecto a otros años.

 

Una es que algunos de los que están llegando ahora son ciudadanos estadounidenses, es decir personas que no son inmigrantes.

 

Otra diferencia es que también ha aumentado el número de personas que llegan al refugio para preparar el regreso a su país de origen.

 

“Para ellos lo más importante es venir aquí y trabajar para poder mandarle dinero a su familia y cuando no encuentran eso, muchos de ellos dicen que es mejor regresar”, dice la directora del proyecto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: