ANGOLA-RD CONGO: Deportaciones recíprocas en cadena Por Louise Redvers

20091020_AngolaRefugees_EditedLUANDA, 21 oct (IPS) – Más de 30.000 angoleños están “en tránsito”, varados en campamentos a los que fueron deportados desde República Democrática del Congo, mientras crece el temor a que los ataque un brote de cólera a medida que se acerca la temporada anual de lluvias.
Las familias en esa condición, dos tercios de las cuales habían sido admitidas como refugiadas en el país vecino, fueron expulsadas a comienzos de mes en represalia por la expulsión desde Angola de 16.000 congoleños –según la estimación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)– que habían emigrado allí en años recientes.

En diversos ámbitos se ha denunciado la violación de muchas mujeres congoleñas en ese proceso, a menudo en el proceso de registro en busca de diamantes de contrabando.

Ambos gobiernos acordaron frenar las deportaciones. La atención de las autoridades y de la sociedad civil se centra ahora en la situación de decenas de miles de personas sin techo en el norte de Angola.
“No hay letrinas, la gente bebe agua posiblemente contaminada y se vienen las lluvias. Esta es la receta de un desastre”, dijo Yolande Ditewig, de la oficina en Luanda del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), quien regresó esta semana de una recorrida por los campamentos en la frontera.

“Escasea todo lo imaginable, especialmente alimentos. Muchos campamentistas aseguran no haber comido en días”, agregó la funcionaria.

El campamento más poblado es el de Mama Rosa, cercano al fronterizo poblado de Luvo, a 70 kilómetros de Mbanza Congo, capital de la septentrional provincia angoleña de Zaire.

“Ya se han registrado casos de vómitos y diarrea atribuibles a la mala calidad del agua. Yo misma he visto a varias personas enfermas en sus carpas”, dijo Ditewig.

La prensa estatal de Angola informó que el gobierno asignó 15 millones de dólares a la tarea de alimentar, entregar documentación y dar cobijo y atención médica a los retornados.

El Ministerio de Bienestar y Reinserción Social le solicitó el viernes 16 a Acnur equipamiento médico, utensilios de cocina y 10.000 tiendas de campaña.

Varias organizaciones internacionales y agencias de la ONU, incluidas la Cruz Roja, Acnur, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ya tienen equipos operando en el área donde están varados los desplazados.

Las agencias ya despacharon a la zona por carretera alfombras, jabón, mosquiteros, telas de nylon y otros artículos no alimentarios, y se aguarda que pronto envíen otras partidas en aviones especialmente contratados.

Las agencias, organizaciones y autoridades consideran que es urgente reubicar a los afectados fuera de los atestados campamentos, pero los aspectos sociales de la reintegración también son causa de preocupación. Entre otras razones, porque dos tercios de los campistas estuvieron fuera de Angola tanto tiempo que ni siquiera recuerdan el idioma portugués.

“Las familias que reciben a los migrantes de regreso son ellas mismas muy pobres o incluso indigentes”, alertó Ditewig. “Muchos carecen de los recursos para alimentar a cinco o diez personas más. El impacto social de este proceso debe ser cuidadosamente supervisado.”

Este miércoles comenzaron a llegar representantes de la ONU a Luanda para ayudar en la coordinación de las acciones de las distintas agencias.
© “Todos los Derechos Reservados, IPS Inter Press Service, (2008)” ©El Bonsai

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: