ESPAÑA: Un Príncipe para Internet y el teléfono móvil Por Tito Drago

OVIEDO, España, 23 oct (IPS) – Los ingenieros estadounidenses Martin Cooper y Raymond Tomlinson, considerados respectivamente los padres del teléfono móvil y de Internet, recibieron este viernes el premio Príncipe de Asturias a la Investigación Científica y Técnica de manos de Felipe, el heredero de la corona española.

Otros de los siete premios entregados fueron el de Deportes a la rusa Yelena Isinbayeva Isinbayova, el de Letras al albanés Ismail Kadaré y el de la Concordia a la ciudad de Berlín en el vigésimo aniversario de la caída del muro que la dividía en dos en tiempos de la existencia de República Federal Alemana y de la República Democrática de Alemania.

El premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades a la estatal Universidad Nacional Autónoma de México, el de Ciencias Sociales al inglés David Attenborough, el de Artes a su coterráneo Norman Foster y el de Cooperación Internacional a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cooper se destacó trabajando en la ingeniería eléctrica hasta que en 1973 inventó el teléfono celular. Dos décadas después desarrolló el sistema de antenas inteligentes, aplicables a la telefonía móvil y también a la Internet inalámbrica de largo alcance. Por su parte Tomlinson, después de desarrollar varios sistemas operativos, creó en 1971 la primera aplicación de correo electrónico para enviar mensajes entre ordenadores y eligió el símbolo de la arroba para identificar los mensajes locales de los globales, un verdadero ícono en la actualidad.

En el acta del jurado que otorgó el premio a ambos, se consignó que “su impacto en la sociedad queda reflejado en los más de 4.000 millones de usuarios de telefonía móvil y en los 1.500 millones de correo electrónico y de otros servicios de Internet, la red mundial de computadoras.

Todo ello representa una importante ayuda a los países en desarrollo, para los que supone una fuente de igualdad y de oportunidades, acercándolos a servicios básicos como la sanidad y la educación”.

“Es un honor aceptar este prestigioso premio en nombre de las muchas personas que me inspiraron y que trabajaron junto a mí en la aplicación de la tecnología inalámbrica para mejorar las vidas de las personas en todo el mundo”, dijo Cooper en la ceremonia premiación realizada en la noroccidental ciudad de Oviedo. “La mitad de la humanidad ya usa teléfonos móviles”, destacó.

Asimismo, advirtió que “éste es el comienzo de un futuro en el que la tecnología inalámbrica nos conectará a todos dando lugar a la mejora en la productividad, la educación, el entretenimiento, la seguridad, y con un cambio radical en nuestra forma de entender la salud”.

En diálogo con IPS, después de recibir el premio, Cooper expresó su convencimiento de que “no pasarán muchos años hasta que el teléfono móvil pueda detectar con anticipación problemas de salud como el del infarto cardiovascular”

El japonés Leo Esaki, premio Nóbel de Física 1973 y presidente de la Fundación Ibaraki para la promoción de la Ciencia y la Tecnología, fue uno de los que con más fuerza apoyó a los premiados, manifestando que “Martín Cooper y Ray Tomlison han hecho una contribución muy importantes para la sociedad, por su profundo impacto social resultante”.

“Sus invenciones del teléfono móvil y el correo electrónico son algunas de las innovaciones tecnológicas más importantes de todos los tiempos”, agregó.

Kadaré, a su vez, comentó que cuando le informaron que le habían concedido el premio, en su país “pensaron que me habían hecho noble de España”. Y sonriendo ante un grupo de periodistas adicionó que aunque en su país vivieron “un montón de años bajo el comunismo, los albaneses sentimos nostalgia de la nobleza”.

Sobre su experiencia de haber vivido bajo una dura dictadura manifestó que “los mecanismos de escribir bajo una dictadura no cambian en libertad. Hay límites circunstanciales, por supuesto, pero en lo esencial, la cuestión es la misma”.

Kadaré tampoco esquivó, por el hecho de estar en España, críticas al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que, dijo, “transfirió sus problemas internos” a los Balcanes, no apoyando la independencia de Kosovo por temor a que los vascos independentistas se apoyaran en ese precedente para reafirmar su reclamo de independencia.

No obstante, aclaró, los dos conflictos no tienen ningún parecido, pues en España se respetan los derechos humanos y sociales y en los Balcanes lo que ocurrió “fue una dura tragedia, con masacres y matanzas de todo tipo, incluyendo miles de niños”.

Attenborough se aproximó muchísimo a la niñez al agradecer el premio que le otorgaron por haber aportado durante medio siglo programas dirigidos a los niños explicándoles y documentándoles los misterios de la naturaleza.

Recordó que en aquellos primeros años los menores eludían o trataban de eludir estar varias horas viendo programas de televisión, pero que en la actualidad los videojuegos y otras tecnologías en uso los atraen, a pesar de que los apartan de la naturaleza, sean huevos de ave, mariposas o legumbres.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, defendió las políticas de salud que deben aplicarse en todo el mundo, subrayando que la gente sana es la que más puede contribuir a producir riqueza de un país, entendiendo por riqueza la capacidad de producir en todos los sectores, sean materiales o intelectuales.

Por eso considera que los servicios sociales son necesarios de manera fundamental y no se debe considerar a la salud como un gasto, sino como una inversión.

Recordó en rueda de prensa que 30 años atrás una crisis económica internacional llevó a varios países a optar como solución el ajuste de sus presupuestos recortando los gastos en servicios sociales, sobre todo en educción y salud. Esa fue una decisión equivocada, afirmó y puso como prueba el que esos países todavía estén sufriendo las consecuencias de ese error.

Además de la necesidad de no recortar esos gastos planteó que ante la crisis global la cooperación internacional es más relevante que nunca “al igual que la solidaridad de los países más desarrollados con los menos privilegiados”.

Y como ejemplo señaló que hay países del Norte donde se abordan enfermedades como la obesidad, mientras que en los del Sur hay muchos donde sus habitantes padecen hambre.

El acto de entrega se celebró en el Teatro Campoamor y los premiados, los jurados, las autoridades y los periodistas acreditados, al terminar el acto se dirigieron por las calles de la ciudad, llenas de gente que los aplaudían, hasta el Hotel de la Reconquista, donde cenaron y se despidieron, pensando ya en los premios de 2010.

© “Todos los Derechos Reservados, IPS Inter Press Service, (2008)” ©El Bonsai

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: