Democracia renga Por Diana Cariboni

El parlamento que emerge de las elecciones de este domingo tendrá seguramente nueve legisladoras mujeres en un total de 99 escaños en la Cámara de Diputados y 30 en el Senado, dijo a IPS la politóloga Niki Johnson, coordinadora del programa de seguimiento electoral del Instituto de Ciencia Política de la Facultad de Ciencias Sociales.
Observando el escenario de las decenas de listas

electorales, “solamente podemos decir con seguridad que nueve legisladoras ingresarán al parlamento, mientras otras 10 tienen posibilidades, pero dependen de la captación de votos de cada sector”, observó Johnson.
Aunque la conformación final del Poder Legislativo no se conocerá antes del fin de la semana próxima, los análisis realizados indican que “podríamos llegar a tener 15 mujeres, es decir la misma cantidad de los comicios de 2004”, agregó Johnson, doctora en ciencia política. “Ese es el escenario máximo, el mínimo, de nueve, indica una baja importante”.
“En pocos casos” los partidos se pusieron a tono con el espíritu de la ley de cuotas aprobada este año, pero que sólo rigió para las elecciones internas de junio, mientras estará vigente para los comicios nacionales de 2014, dijo Johnson.
“En los índices internacionales sobre calidad de la democracia, Uruguay puntea muy bien, pero la representación política por sexo siempre es el indicador que lo tira para abajo”, y así “ocupa el lugar 16 en 19 países de América Latina, muchos de ellos sin una trayectoria democrática consolidada y de largo arraigo como la uruguaya”, sostuvo.
La Ley 18.476, promulgada el 3 de abril de este año, sobre participación equitativa de ambos sexos en la integración de órganos electivos nacionales y departamentales y de dirección de los partidos políticos, establece que, de cada tres postulantes a esos cargos, uno debe ser de un sexo diferente.
Johnson coordina el Proyecto de Seguimiento Electoral desde una Perspectiva de Género, fruto de un convenio entre la unidad de Género y Política del Instituto de Ciencia Política y la organización feminista Cotidiano Mujer, con financiación del Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer (Unifem).
“Lo que no queda claro es cuánto del activismo de las mujeres en pro de los derechos femeninos es visto como un rédito para el partido”, estimó.
Puesto que quedaron fuera varias legisladoras con claras trayectorias políticas y de defensa de la equidad de género, Johnson infiere que “las actividades de las mujeres en pos de los derechos femeninos siguen siendo invisibles y no valoradas por los partidos”.
Como las listas las confeccionan las cúpulas, que son masculinas, “cuando los ojos que están mirando no ven las cosas que hacen las mujeres, es difícil que les den el lugar que les corresponde”, añadió.
Por otra parte, en la campaña “ninguna fuerza política construyó un discurso concreto hacia el electorado femenino, rescatando los logros o exponiendo propuestas concretas, como sí se hizo con otros sectores sociales, como los trabajadores, los empresarios o los jóvenes”, concluyó.
© “Todos los Derechos Reservados, IPS Inter Press Service, (2008)” ©El Bonsai

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: