MEDIO ORIENTE-EEUU: El rastro extremista del dinero Por Eli Clifton

WASHINGTON, oct (IPS) – El grupo pro-israelí StandWithUs se dedica a sugerir que organizaciones judías moderadas como J Street reciben dinero de donantes árabes, e incluso a cuestionar a una organización de derechos humanos tan reconocida como Human Rights Watch.
Definida como una institución “que asegura de que se cuente el lado israelí de la historia”, StandWithUs parte de la base de que las instituciones comunitarias moderadas no apoyan a Israel.

J Street, definido como “pro-israelí y pro-paz”, es objeto de críticas por aceptar, supuestamente, contribuciones financieras de donantes críticos de acciones del gobierno de Israel.

Una investigación de IPS sobre las deducciones impositivas por aportes de dinero a StandWithUs, que se promociona como organización ideológicamente neutral, detectó una red de donantes que apoyan a grupos acusados de alentar ideas antimusulmanas y el belicismo en Israel y en Estados Unidos.

Algunas de esas organizaciones aseguran que el nacionalismo palestino hunde sus raíces ideológicas en el nazismo y que está en curso una conspiración musulmana –similar a la atribuida a judíos en el libro apócrifo del siglo XIX “Los protocolos de los Sabios de Sión”– para socavar la Constitución estadounidense e imponer en este país la ley islámica.

StandWithUs, que en los registros impositivos se llama Israel Emergency Alliance, transmitió a 160 legisladores un mensaje por fax el día 16 para manifestarles su preocupación porque planificaban asistir a una conferencia de J Street en Washington entre el 25 y el 26 de este mes.

“J Street asegura ser ‘pro-Israel’ y ‘pro-paz’, y representar a la opinión judía mayoritaria. Pero nos alarma que sus posiciones parecen socavar a Israel y su búsqueda de paz con seguridad. Sus posiciones también podrían contribuir con el sesgo y la desinformación anti-Israel”, indica la carta.

Cinco legisladores decidieron luego de esta campaña no asistir a la conferencia.

M. J. Rosenberg, del centro de estudios sobre “desinformación conservadora” Media Matters for America, dijo a IPS que los miembros de StandWithUs son ciudadanos “esencialmente contrarios al proceso de paz” en Medio Oriente para quienes “el único modo de apoyar a Israel es oponiéndose a una solución diplomática al conflicto” de ese país con el mundo árabe.

Los principales donantes de StandWithUs desde 2005, según registros de impuestos abiertos al público, son fundaciones controladas por la empresaria Susan Wexner, quien aportó más de 850.000 dólares.

La familia de Wexner financia The Limited, firma que opera marcas comerciales conocidas como Victoria’s Secret, Bath & Body Works, Henri Bendel, C. O. Bigelow, The White Barn Candle Company y La Senza.

La empresaria también aportó dinero al Instituto de Investigaciones sobre Medios de Comunicación en Medio Oriente (MEMRI, por sus siglas en inglés), el Comité por Información Responsable sobre Medio Oriente en Estados Unidos (CAMERA) y la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD).

MEMRI está consagrado a “cerrar la brecha de lenguaje que existe entre Occidente y Medio Oriente, suministrando traducciones oportunas de artículos de medios en árabe, farsi, turco y urdu-pashtun, así como análisis originales sobre tendencias políticas, ideológicas, intelectuales, sociales, culturales y religiosas” en esa región.

Pero sus críticos lo consideran un instrumento de propaganda y lo acusan de hacer traducciones tramposas.

“Posa de instituto de investigaciones cuando es, básicamente, una operación de propaganda”, advirtió, en un correo electrónico dirigido al presidente del MEMRI, Yigal Carmon, el editor de noticias de Medio Oriente del diario británico The Guardian, Brian Whittaker.

Pero “MEMRI es usado por todas las publicaciones periodísticas del planeta”, según dijo a IPS el director ejecutivo de StandWithUs, Roz Rothstein. “No ven a MEMRI como derechista. Sólo hace traducciones textuales. Nunca fue cuestionado por traducciones inexactas.”

Sin embargo, la corresponsal de CNN Atika Shubert y varios traductores especializados en árabe acusaron en 2007 al MEMRI de distorsionar pasajes de un programa de televisión destinado a niños palestinos.

“Traducen lo que dice un locutor como ‘aniquilaremos a los judíos’. Según varios árabes consultados por CNN, en realidad decía ‘los judíos nos están matando'”, sostuvo Shubert.

Por su parte, CAMERA fue descripta por el director del Centro para Estudios sobre Medio Oriente, Donald Wagner, como “una conocida fuente de propaganda pro-israelí extremista cuestionada rutinariamente por organizaciones de derechos humanos israelíes e internacionales”.

Mientras, la FDD se describe desde su sitio web como una institución “fundada poco después del 11 de septiembre (de 2001) por un grupo de filántropos y políticos visionarios, en apoyo de las sociedades democráticas bajo ataque del terrorismo islámico”.

El diario estadounidense The Christian Science Monitor, en cambio, la consideró “uno de los principales centros de estudio necoconservadores”.

Los magnates Larry y Andrew Hochberg, que aportaron más de 400.000 dólares a StandWithUs desde 2005, también donaron dinero a la FDD y a Honest Reporting, otro grupo que analiza noticias consideradas contrarias a Israel.

Honest Reporting ha sido acusado, incluso, de sacar palabras y hasta frases enteras de contexto, así como por la producción del documental “Obsession: Radical Islam’s War Against the West” (“Obsesión: La guerra del Islam radical contra Occidente”), del que se comercializaron 38 millones de copias antes de las elecciones presidenciales de noviembre.

Jeffrey Goldberg, de la revista The Atlantic, consideró que la película “toma una amenaza seria y la convierte en una historieta.”

Para Rosenberg, todas esas organizaciones atacan a J Street por el apoyo de la organización al presidente estadounidense Barack Obama “en su intento por restablecer las negociaciones” de paz.

“Antes, si un presidente presionaba a Israel, la comunidad judía se rebelaba contra él. Ahora la comunidad apoya con fuerza al presidente y estos tipos operan en nombre” del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, afirmó.

© “Todos los Derechos Reservados, IPS Inter Press Service, (2008)” ©El Bonsai

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: