SOCIEDAD-CUBA: Canciones solidarias

LA HABANA, oct Por Dalia Acosta

 (IPS) – La tragedia provocada por los huracanes en Cuba puede aliviarse mediante la recuperación de los bienes materiales, pero también con un mensaje de esperanza para las personas afectadas, según el criterio del coro de jóvenes de una iglesia protestante.

 

El grupo Generación con Propósito, integrado por niños, niñas y adolescentes de la Iglesia Bautista Ebenezer, del municipio habanero de Marianao, viajó a la zona de La Palma, duramente golpeada por los ciclones Gustav y Ike, para apoyar trabajos agrícolas y cantar a la población local.

 

El esfuerzo se suma al de otras brigadas artísticas que han estado visitando las zonas más afectadas, convocadas desde septiembre pasado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y la Asociación Hermanos Saíz, una organización de jóvenes creadores.

 

“Como miembro de Generación con Propósito vine a traer un mensaje de paz y amor a estas personas”, dijo a IPS Adrián Ferrera, estudiante de Derecho, quien confesó que sólo viendo directamente lo ocurrido en las regiones devastadas ha logrado comprender el sufrimiento causado por la catástrofe natural.

 

“No tenemos otra cosa que dar que nuestro mensaje, nuestro canto y a veces eso hace mucha más falta que las cosas materiales”, afirmó Ferrera, de 22 años, uno de los directores artísticos de la coral.

 

Generación con Propósito, fundado hace 13 años, es un proyecto musical de vocación ecuménica, que emplea géneros de moda entre la juventud, como ahora el rap, para sus canciones de contenido religioso y social.

 

En las afueras de La Palma, unos 125 kilómetros al oeste de La Habana, el coro trabajó en la creación de un organopónico en la cooperativa Raúl Sánchez. Allí, ante la mirada atónita de los agricultores, escardaron canteros de cebolla y vertieron aserrín en varios surcos donde crecerán vegetales para la alimentación local.

 

En la tarde se desplazaron al poblado de Manuel Sanguily, pocos kilómetros más al norte, sitio por donde salieron los huracanes Gustav y Ike del territorio cubano, en agosto y septiembre pasados. En un barrio de edificios entre el mar y las montañas actuaron por segunda vez en la jornada.

 

El municipio de La Palma, uno de los más afectados en la occidental provincia de Pinar del Río, tiene unos 35.000 habitantes, dedicados fundamentalmente a labores agrícolas.

 

Según fuentes del gobierno local, 82 por ciento de las viviendas de la zona sufrieron alguna afectación, se perdieron cosechas y la cobertura forestal fue dañada tanto en los valles como en las áreas montañosas.

 

Cifras oficiales indican que ambos huracanes provocaron pérdidas valoradas en 5.000 millones de dólares. El estimado comprende miles de hectáreas de cultivos arrasadas, el colapso de parte de la infraestructura vial y de comunicaciones, y daños a más de 444.000 viviendas.

 

“Esta experiencia tiene un valor formativo para ellos, en el sentido de crear una cultura de la solidaridad, la compasión, la sensibilidad ante el dolor y los problemas del otro”, señaló a IPS Raquel Suárez, integrante del equipo pastoral de la Iglesia Ebenezer, que considera el gesto del grupo como algo simbólico, ante la magnitud del desastre.

 

El coro ha actuado antes en otros lugares como sanatorios de personas afectadas con al virus de inmunodeficiencia humana (VIH, causante del sida) y asilos de la tercera edad, donde sus integrantes aprenden una de las prácticas fundamentales de la iglesia, conocida como diaconía o servicio, subrayó Suárez.

 

La Iglesia Ebenezer de Mariano surgió en 1947. Hasta 1987 perteneció a la Convención Bautista de Cuba Occidental, pero por “fuertes contradicciones bíblicas, teológicas, ecuménicas y políticas”, según apunta su página web, fue separada entonces de esa asociación junto a otras tres iglesias, que al año siguiente formaron la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba.

 

Esta institución religiosa, muy vinculada al no gubernamental Centro Martin Luther King Jr. (CMLK), “procura ser una comunidad inclusiva y como tal propicia la equidad de género, la aceptación e integración de personas de todas las razas y orientación sexual”, según sostiene en su sitio en Internet.

 

Durante su visita a La Palma el 11 de este mes, el coro Generación con Propósito entregó a la población de la cooperativa Raúl Sánchez un donativo de habitantes de Marianao, un grupo solidario alemán, y del CMLK. “Esta es la cuarta ocasión que enviamos cosas a lugares afectados por los huracanes”, afirmó Suárez.

 

La iglesia ha facilitado la transportación en sus vehículos de familiares de las personas damnificadas a zonas de desastre en la región oriental. Además, ha reunido ayuda proveniente del barrio donde está enclavada y otras iglesias cubanas y del exterior.

 

En esta ocasión, la visita a La Palma fue coordinada por las autoridades locales y la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del gobernante Partido Comunista. “Es un gesto de ternura, algo concreto, una forma de expresar que estamos preocupados por ellos, por los problemas de esta comunidad que está muy alejada de nosotros”, dijo Suárez, de 42 años.

 

© “Todos los Derechos Reservados, IPS Inter Press Service, (2008)” ©El Bonsai

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: